Noviembre de 2020 / año I / números 5-6-7-8-9-10

Letras y voces

Los virus,
de la ficción
a la ciencia

José Roberto Jerónimo Juárez
Plantel 3 Iztacalco
Academia de
Química-Biología

Un día de semana, miraba en una plataforma de streaming una película coreana cuyo tema era el de una pandemia provocada por un virus que causa la enfermedad conocida como gripe aviar. La película se desarrolla en la ciudad de Bundang, un distrito de Seúl, en Corea del Sur, y relata la llegada de un virus y el contagio de toda una población.

Desafortunadamente, el virus se esparce muy rápido y provoca la enfermedad y la histeria de miles de personas; pronto, el gobierno decide poner en cuarentena a toda la ciudad y los problemas se desatan, ¿les parece familiar?

Esta película se estrenó en el año 2013. Siete años después y fuera de la ciencia ficción, en Wuhan, China, apareció un virus de la familia de los coronavirus, responsable de provocar en humanos la enfermedad del síndrome respiratorio agudo severo (SARS). Los primeros casos de este virus aparecieron en diciembre de 2019 y pronto se identificó que este nuevo virus provocaba la enfermedad conocida como COVID-19. Al paso de los días, la enfermedad se fue extendiendo, generando una epidemia que trató de contenerse al cerrar las fronteras de la ciudad, sin embargo, no fue suficiente ya que el virus se había diseminado; en marzo de este año la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente que la enfermedad pasaba de ser una epidemia a una pandemia.

Pero ¿qué es un virus
y por qué es tan dañino?

Los virus son partículas compuestas por moléculas de ADN (Ácido desoxirribonucleico) o ARN (Ácido Ribonucleico) encerrados o no en una capsula compuesta de proteínas llamada cápside; pese a que tienen material genético (una característica de los seres vivos), no son considerados organismos con vida pues no pueden replicarse por sí solos, sino que requieren de una célula viva para poder hacerlo. Los virus son agentes infecciosos justo como las bacterias, pero, morfológicamente y respecto a su nivel de organización biológica, son diferentes.

Los virus no son visibles ya que miden de entre 10 y 100 nanómetros (una bacteria es hasta 100 veces más grande que un virus). Tienen diferentes formas simétricas por a la cápside que los envuelve. Otros virus pueden poseer además de la cápside una capa extra de composición lipídica y una serie de glicoproteínas (unión de moléculas entre carbohidratos y proteínas) que se unen a la membrana de la célula que van a infectar.

Los virus están prácticamente en todos los ambientes e infectan tanto a animales como a plantas. Pueden permanecer activos un par de horas o, incluso, días, dependiendo del tipo que sea. La falta de higiene y los malos hábitos sobre el cuidado de la salud pueden generar un esparcimiento muy acelerado. Una vez que entra al cuerpo, tiene que llegar a una célula: para que comience su replicación. Cuando el virus llega a la célula se une con la membrana celular e introduce su material genético al núcleo; una vez adentro, adentro, comienza a replicarse a costa del metabolismo de la célula hospedera. Posteriormente, el material viral se vuelve a agrupar, pero ahora en nuevas partículas virales que abandonan a su hospedero listas para infectar a otra célula.

Y si están entre nosotros… ¿ahora que hacemos, es el fin del mundo?

Todos los días convivimos con miles de microorganismos a lo largo de nuestra vida, algunos los respiramos, otros los tocamos e incluso hay unos que viven dentro de nosotros o sobre nuestra piel. ¿Por qué no todos son tan dañinos? La respuesta está en que hemos desarrollado una evolución simbiótica con algunos microorganismos que ha permitido que vivamos asociados a ellos; en otros casos, los medicamentos antivirales y vacunas han ayudado a que nuestro sistema inmune genere anticuerpos capaces de combatir una infección viral; esto, aunado a las medidas de higiene y alimentación sana, ayuda a que no nos enfermemos por infecciones virales. Además, el desarrollo científico ha permitido conocer más sobre la estructura, comportamiento y tratamiento de cada vez más tipos de virus, sin embargo, aún falta camino por recorrer.

Debe decir: No voy a decirles en qué termina la película, pero si les puedo decir que como población, en esta pandemia real, saldremos adelante siempre y cuando seamos conscientes de nuestra propia salud para proteger a los demás, y si bien no será la última pandemia que veamos en televisión o que vivíamos en carne propia, estoy seguro de que la enfrentaremos de forma diferente ya que esta experiencia nos va a acompañar por siempre. Agradecimientos:
Al Médico Eduardo Rodríguez Richaud por la revisión crítica del manuscrito.

Autor
Colegio de Bachilleres
Fecha de publicación
Noviembre de 2020
Calendario escolar
2020-2021
Gaceta en línea
Números 5-6-7-8-9
Trabajo en línea y a distancia
Gaceta en línea

Números 5-6-7-8-9

Septiembre 2020

Imprimir nota
Ver nota en