circulo fecha
Órgano Informativo del Colegio de Bachilleres
Letras y voces

Letras y voces

letras-voces-enero-022-portada.jpg

Oscar Marino Castro Jiménez
Prof. de Lenguaje y Comunicación
Plantel 2 Cien Metros

Yo no sé si la lectura fue mi refugio o fue una fuga, sólo recuerdo que me gustó leer y sin ningún problema leía los textos sugeridos en el CCH. La propuesta de mis maestros siempre era reveladora: mundos fantásticos se entrelazaban, la historia traslucía literatura y la filosofía era una fábula, leerlos me permitían acceder por una ventana y volar al descubrimiento de lo inefable.

Leer era imaginar personajes, proyectar sus conductas, aprehender las historias contenidas en esas letras. Saboreaba cada palabra, una frase me embriagaba de su realidad, era desconectarme de mi presente y volar a un mundo distinto e increíble y existir ahí como testigo o como un personaje.

Al leer entré en lo prohibido, penetré lo sagrado, saboreé lo obsceno y me convertí en otro más original y auténtico, descubrí a un ser que palpitaba a cada lectura y se iba conformando con cada historia. Cada frase modelaba mi impaciencia, cada teoría acicateaba mi rebeldía, al irme inventando me descubría más y mi mirada cambió. ¿Por qué?

LV-ser-de-palabra_02.jpg

Un maestro me enseñó que la palabra puede ser libre o esclava, enajenar o crear era la disyuntiva. El camino se dibujó, animado por una voz interior eché a andar por la vereda de la búsqueda de la libertad, en pos de la palabra verdadera. ¿Y lo verdadero dónde está?, ¿afuera o dentro de mí?, ¿en la razón o en la poesía?

El gusto de la lectura convertía el tiempo muerto en creativo. Al elegir la carrera a estudiar, medité mis opciones, ¿qué quería?, ¿qué me inquietaba? Anhelaba decir la verdad de lo que sucedía en mi país, decir a las personas la realidad, me invadía la certeza de la manipulación de periodistas y medios de comunicación, al tergiversar la situación éramos controlados ideológicamente, ¡quería la verdad!

LV-ser-de-palabra_03.jpg

Mi postura fue de protesta hacia el gobierno, la religión, la familia… ellos eran los autores de una realidad decadente, pero aún más: yo reproducía esa situación, era su fruto. Inicié mi búsqueda aun sin certeza, los libros vinieron a orientarme. La náusea de Sartre me conmocionó, la nada invadió mi ser, el sin sentido desquebrajó el suelo que andaba, la desesperación y la angustia me hundieron en lo absurdo. La verdad era padecer la existencia.

Me refugié en la mirada vidriosa de Bukowski, en lo obsceno y grotesco de Sade, en el infierno de Rimbaud. Heidegger buscó ayuda en la poesía de Hölderlin y yo reorienté mi búsqueda. La poesía era la esencia de la palabra. Paz me subyugó hasta el encanto, el mundo platónico de las ideas sufría una derrota. La filosofía era insuficiente y la poesía desconocía la razón, ¿somos seres mutilados, separados de nosotros, esa era nuestra tragedia como humanos?

LV-ser-de-palabra_04.jpg

El dilema era ser razón o ser poesía, Zambrano unificó estas dos partes de mi ser: yo soy pensamiento y sentimiento. Ambas complementan y persiguen la existencia del ser persona. La palabra es persona, el lenguaje expresa el cuerpo y la mente, razón poética la llama. Me encontré andando en el camino ya con mis manos ocupadas por ambos logos.

¿He encontrado la verdad? Para Nietzsche no hay realidad objetiva, todo es interpretación, así mi verdad de la realidad es mi existencia, no puedo escindirme en dos, soy mi sentimiento y mi razón. Soy una perspectiva y observo e interpreto desde mi muy particular modo de ser.

Finalmente, Foucault cristalizó mi búsqueda, al estudiar la palabra griega parresía, “el hablar franco”, refiere la veracidad del discurso como verdad de la vida, es la relación conmigo mismo y con otros. Es hablar abierta y sinceramente sin retórica, manipulación o adulación. Pero sigo en la búsqueda, leer sin descanso.

Fuentes consultadas

Michel Foucault 1926-1984. (2010). El coraje de la verdad. Argentina: FCE.

Autor
Colegio de Bachilleres
Fecha de publicación
enero de 2022
Gaceta en línea
Número 23
Número 23 enero 2022
Gaceta en línea

Número 23

enero 2022

Calendario escolar
2021-2022
Calendario escolar 2022
Calendario escolar
2021-2022
Imprimir nota
Ver nota en