Año II / número 14 / marzo de 2021
Orbe Cultural

Orbe Cultural
Tiempo de esparcimiento

Con la exposición para viajeros y trotamundos Trazar el mundo , la colección cartográfica del Museo Franz Mayer reabre sus puertas en el marco de su 35 Aniversario. La muestra, que estará hasta el mes de mayo, te hará reflexionar en cada uno de los objetos que la componen. Es un recorrido por las ideas, imágenes, símbolos, ornamentos y tendencias artísticas que permearon el discurso cartográfico a lo largo de cuatro siglos. En todos ellos, el arte y la técnica articularon un lenguaje visual en el que la imaginación, la creatividad y la destreza de los dibujantes se combinó con los conocimientos científicos, así como las intenciones políticas y comerciales de quienes ordenaron su ejecución.

Descubrirás que, la llegada de Cristóbal Colón a las Antillas en el contexto del Renacimiento europeo a finales del siglo XV, propició que los mapas, además de brindar información para la navegación y conocimiento de nuevos territorios, por el contenido decorativo y artístico que los acompañaba, cambiaran la forma de concebir el mundo.

Muchas de las cartografías de la Colección Franz Mayer fueron reproducidas y coloreadas con la intención de decorar casas particulares, bibliotecas y salones, por lo que esta exposición permitirá conocer y explorar el papel que el trazado y la reproducción de ciertas geometrías, imágenes y elementos decorativos (como Rosas de los Vientos, emblemas, cartelas, entre otros), tuvieron en el desarrollo de diferentes estilos y formas de representación visual que componen una parte fundamental del diseño de los mapas y otras cartografías del mundo.

mapa antiguo

Como parte de esta muestra apreciarás dos mapamundis elaborados por el cartógrafo Sebastián Münster en el siglo XVI e inspirados en las ideas de Ptolomeo. A estos le siguen algunas obras nunca antes expuestas como una carta de navegación del Golfo de México y de La Florida, trazada con tinta ferrogálica, un pigmento púrpura-negro o marrón-negro, elaborado a partir de sales de hierro y ácidos tánicos de origen vegetal; así como las arcas o cajas de caudales, grandes cajas de hierro utilizadas para guardar dinero, joyas y otros objetos de valor en los largos viajes oceánicos.

Entre los objetos, destaca un catalejo del siglo XVIII y el tratado “Navegación Theorica y Práctica”, encuadernado en pergamino y manuscrito por Joseph Camacho en Cádiz, España que ofrece un compendio de diversos saberes considerados imprescindibles para navegar y representar el mundo. El ejemplar fue recientemente restaurado a través del programa Conservar para el futuro, iniciativa del Museo Franz Mayer.

Del mismo siglo, se exhibe un reloj anular elaborado y firmado por el novohispano José Rodríguez Carnero. En cuanto a los relojes solares que acompañan este recorrido, figuran los nombres de algunos constructores como Michael Butterflied, Johann Scherreteger, Johann Martin y Andreas Vogler.

Como parte de las actividades que complementan la exposición, habrá charlas con especialistas, recorridos guiados, presenciales y virtuales, así como conferencias en línea y materiales descargables. El museo tiene disponibles visitas especiales fuera de horario de apertura para grupos reducidos.

Los dispositivos electrónicos han desplazado el uso cotidiano de herramientas que, en retrospectiva, dieron testimonio de un cambio de cosmovisión, entre otras cosas.

Durante tu visita por el Museo Franz Mayer apreciarás una colección permanente conformada por objetos que abarcan seis siglos de creación e innovación en los ámbitos del arte y el diseño, empezando en siglo XV.

La colección se conformó a través de varias etapas en la vida de Franz Mayer, las cuales estuvieron definidas por la situación del mercado, sus viajes y el momento histórico que se estaba viviendo. Su primera adquisición fue un lote de azulejos pertenecientes a otros edificios, entre ellos la Casa de los Azulejos. Estas piezas fueron el inicio de un acervo multifacético y de gran valía en donde además de la cerámica, destacan las colecciones de mobiliario, fotografía, plata o pintura, así como la amplia colección de relojes, los ajuares domésticos, textiles y cartografía.

El museo ocupa un edificio singular de la segunda mitad del siglo XVI, de gran valía patrimonial y arquitectónica y que a lo largo de sus 400 años de historia ha tenido múltiples usos. A mediados del siglo XVI el espacio estuvo ocupado por la Casa del Peso de la Harina, una alhóndiga que se utilizaba para almacenar, precisamente, ese producto. Más adelante, en 1586, se fundó el Hospital de los Desamparados y en 1604 la orden de San Juan de Dios comenzó a hacerse cargo del recinto. Es durante este periodo que el edificio adopta la estructura arquitectónica que lo caracteriza, denominada “de tipo hospitalaria conventual”, pues su claustro está conectado a la Iglesia de San Juan de Dios hacia el coro y la sacristía.

Después de 200 años de labor, las órdenes religiosas fueron expulsadas del inmueble y la administración del hospital quedó a manos del Ayuntamiento de la Ciudad de México. Durante el Segundo Imperio Mexicano, Maximiliano de Habsburgo decretó la creación del Instituto de Sanidad en las instalaciones del hospital que ofrecía atención a trabajadoras sexuales, especializándose en el tratamiento de las entonces llamadas “enfermedades venéreas”. Se mantuvo como hospital de la mujer con diferentes nombres durante varios años y en 1931 fue declarado monumento histórico.

Museo Franz Mayer

El Museo Franz Mayer se ubica en Av. Hidalgo 45, Centro Histórico, Ciudad de México.

Puedes visitarlo en un horario de martes a viernes de 11:00 a 16:00 horas. Los sábados y domingos de 11:00 a 17 horas.

Las exposiciones virtuales están disponibles en la página:

Autor
Colegio de Bachilleres
Fecha de publicación
marzo de 2021
Calendario escolar
2020-2021
Gaceta en línea
Número 14
Número 14 Marzo 2021
Gaceta en línea

Número 14

Marzo 2021

Imprimir nota
Ver nota en