Año II / número 14 / marzo de 2021

Letras y voces

Letras y voces
Erradicar la discriminación LGBTI
Adrián Alfredo Flores Ezeta

Profesor del Plantel 19 Ecatepec

En diferentes medios y redes sociales, es frecuente hallar información relacionada a aspectos vinculados con la orientación sexual, la identidad y la expresión de género, y de la limitación de los derechos humanos para las personas que no se identifican como heterosexuales. Estas personas representan una minoría vulnerable dentro de la sociedad.

Es necesario reflexionar sobre la igualdad de derechos con la que contamos los ciudadanos de esta nación y los avances para conseguir las libertades que caracterizan a una comunidad incluyente y diversa, en todos los ámbitos. Para ello es obligatorio conocer conceptos como orientación sexual, identidad y expresión de género, y hacer un recuento breve de los sucesos y aspectos vinculados a estos temas. Sólo de esta manera podemos conocer el contexto y la importancia que posee familiarizarnos con esta temática y comprenderemos la relevancia de exigir y proporcionar plena igualdad en materia de derechos, si es que deseamos asumirnos como una sociedad justa y de vanguardia.

La sexualidad humana es diversa por naturaleza, existen múltiples maneras de representarla en lo cotidiano. El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) define a la sexualidad humana como “un aspecto central del ser humano presente a lo largo de su vida y comprende el sexo, las identidades y los papeles de género, la orientación sexual, el erotismo, el placer, la intimidad y la reproducción” (Suárez Cabrera, y otros, 2016, pág. 32).

foto 1

Teniendo en cuenta esta definición, resulta evidente que la sexualidad es un elemento de gran importancia en la vida diaria, abarca ámbitos tales como valores, percepciones y anhelos, incluso influye en las maneras de relacionarnos con otros. Por supuesto, el entorno en el que se vive interviene en cada uno de estos elementos, por ejemplo, no se tienen las mismas representaciones de la sexualidad de un país a otro, incluso entre regiones o localidades pueden existir variantes en su concepción.

Dentro del espectro de la sexualidad se encuentra la orientación sexual, que es la capacidad de las personas para sentir atracción erótica afectiva por personas de su mismo género, de género diferente al propio, de más de un género, así como la capacidad de mantener relaciones sexuales e íntimas con estas personas (Suárez Cabrera, y otros, 2016).

En cuanto a la identidad de género, ésta se comprende como la manera en que vivimos de manera individual e interna el género, esto quiere decir que puede o no empatarse con el sexo de nacimiento. Abarca elementos tales como la noción de vivir nuestro cuerpo, la vestimenta o el modo de hablar con otros (Suárez Cabrera, y otros, 2016).

Hasta aquí podemos detectar que la identidad de género es un aspecto de índole personal e interno, es la visión que tenemos de manera íntima, mientras que la orientación sexual se vincula con la atracción afectiva y emocional que podemos sentir hacia otras personas. Sólo con analizar estos conceptos nos daremos cuenta de lo compleja y variada que resulta la sexualidad, entonces ¿por qué creer que las personas deben actuar de determinadas formas?

Hace 31 años la Organización Mundial de la Salud descartó a la homosexualidad del catálogo de enfermedades. En México, a partir del año 2014 se decretó el 17 de mayo como el Día Nacional de la Lucha contra la Homofobia, es decir, hace apenas siete años se reconoce a la homofobia como una actitud nociva y perjudicial para la convivencia social. Este reconocimiento representa un avance en los derechos de las minorías LGBTI. Las personas LGBTI padecen, en mayor o menor medida, dificultades para acceder a la educación, salud e incluso para contar con ambientes de trabajo libres de discriminación.

foto 2
foto 3

En algunas ocasiones, los actos de discriminación por la orientación sexual pueden llegar a la violencia e incluso a terminar con la vida de las personas, estos son llamados crímenes de odio; lo mismo ocurre con las identidades sexuales, incluso, con la manera de vestir. Las acciones de discriminación están alimentadas por el prejuicio y el desconocimiento.

Es necesario atender con urgencia el bullying lesbofóbico, homofóbico y transfóbico para evitar el suicidio entre niñas, niños y adolescentes, estos casos se dan con mayor frecuencia en los centros escolares de todos los niveles. Resulta absurdo desear que todas las personas vivan el modelo tradicional de familia, cuando se ha demostrado que en la actualidad existen múltiples tipos de familias: nietos viviendo con abuelos, sobrinos con tíos, entre muchos otros modelos.

Sin duda alguna, se deben abordar estas temáticas en las escuelas, en de todos los niveles educativos, con la finalidad de avanzar en el reconocimiento de derechos y erradicar la discriminación y el prejuicio. Sólo de esta forma estaremos en condiciones de alcanzar el ejercicio pleno de las garantías individuales que marca nuestra constitución, además de generar ambientes seguros, no sólo en las aulas de clase, también al interior de las familias, en los espacios de trabajo y en todos aquellos contextos por los que las personas transitan en lo cotidiano.


Referencias
  • Suárez J., Ramírez A., et al (2016). Glosario de la diversidad sexual, de género y características sexuales. G. Ruiz Cota (ed.). Ciudad de México: Ediciones CONAPRED.
Autor
Colegio de Bachilleres
Fecha de publicación
marzo de 2021
Calendario escolar
2020-2021
Gaceta en línea
Número 14
Número 14 Marzo 2021
Gaceta en línea

Número 14

Marzo 2021

Imprimir nota
Ver nota en