Año II / número 12 / enero de 2021

Letras y voces

José Omar Navarro Jiménez

La ciencia no piensa, y las plataformas digitales tampoco

En 1951, Martin Heidegger, filósofo alemán, afirmó ante un grupo de científicos: “La ciencia en sí misma no piensa, y no puede pensar”. Se refería a la reflexión filosófica que busca conocer la esencia de las cosas. La ciencia puede explicar, a nivel físico, con detalle y hasta donde puede precisar, cómo funciona el universo, incluido el ser humano, pero si preguntamos ¿qué es el ser humano?, ¿qué es el universo?, en última instancia nos respondería que ambos son materia, y no se necesita mucha ciencia para saber eso.

Martin Heidegger, filósofo alemán

El territorio de la ciencia termina donde ya no se puede medir lo estudiado. La ciencia es objetiva, describe y explica lo que existe. ¿Por qué no deja de avanzar? ¿es acaso porque la curiosidad del ser humano es inagotable? La curiosidad, la duda, ¿son algo material? ¿en dónde están? ¿son sólo el resultado de la interacción neuronal?

El universo, la naturaleza, todas las realidades ya están dadas. El científico las observa, las piensa y construye a partir de ellas. El mundo está dado, pero si no lo observamos, si no lo razonamos y si no lo construimos, no tiene sentido.

Ahora, ¿qué significa pensar? Consideremos que el pensamiento es un tren de ideas que forman juicios (afirmamos o negamos cosas) y estos, a su vez, razonamientos (obtenemos conclusiones), con los que construimos soluciones, luego, pensar es resolver.Entonces, dejemos algo claro: la ciencia no piensa, los científicos son los que piensan.

Las plataformas de información y entretenimiento, como Youtube o Netflix, por ejemplo, son universos de historias, millones de realidades ya dadas igual que el mundo, pero ni un solo bit de esa información tiene sentido si no reproducimos y vemos el contenido. Esos universos no se piensan a sí mismos, no pueden, sólo los usuarios podemos hacerlo; al verlos podemos pensarlos, es decir, enjuiciarlos, razonarlos y construir a partir de ellos.

La ciencia no piensa, Martin Heidegger plataformas digitales

Si bien es cierto que esto no responde qué somos, podemos utilizar la cuestión para enumerar todos nuestros recursos disponibles y ser protagonistas. Proponemos, por tanto, que estas plataformas informáticas sean universos en los que no seamos sólo espectadores, materia inerte. No esperemos a ser científicos, artistas o filósofos para pensar la realidad.

Autor
Colegio de Bachilleres
Fecha de publicación
Enero de 2021
Calendario escolar
2020-2021
Gaceta en línea
Número 12
Número 12 Enero 2021
Gaceta en línea

Número 12

Enero 2021

Imprimir nota
Ver nota en