Diciembre de 2020 / año I / número 11

Profesores se actualizan en materia
de educación a distancia

De la mano de especialistas, los docentes del Colegio de Bachilleres tuvieron la oportunidad de reflexionar sobre los procesos de enseñanza y su ejecución a partir de la nueva normalidad. Académicos del Colegio de Bachilleres, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de la Escuela Normal de Naucalpan impartieron el ciclo de conferencias La transición de la enseñanza presencial a la enseñanza a distancia, durante la semana del 19 al 23 de octubre a través de la plataforma Teams. Se presentó una conferencia por día, un experto compartió su conocimiento con el auditorio virtual, consejos, reflexiones y datos, a su vez, recibió las dudas del público docente que permitieron un diálogo fructífero.

Al declarar inaugurada esta semana de ponencias virtuales, Remigio Jarillo González, director general del Colegio de Bachilleres, mencionó que la contingencia sanitaria ha puesto a prueba la capacidad de respuesta y de adaptación de todos los actores del Colegio, por lo que exhortó a los académicos a ser empáticos y solidarios con los Bachilleres, “hay que escucharlos y conocer sus emociones, intereses y preocupaciones”. El titular de la institución manifestó su compromiso por la búsqueda de recursos e instrumentos que apoyen la formación de los jóvenes, ya que “la actual generación de docentes se encuentra en el centro de la transición hacia una nueva era digital”.

Remigio Jarillo González

La transición a esta modalidad de trabajo ha sido vertiginosa, obligada, azarosa, incierta y ha dejado poco tiempo para pensar y discutir sobre lo que debemos hacer, pero confió en que el ciclo de webinars permitirá diseñar estrategias para atender a los alumnos en las condiciones que prevalecen. Poco a poco, vamos conociendo y dominando los nuevos territorios digitales y somos capaces de enfrentar este reto.

Remigio Jarillo González,
Director General del
Colegio de Bachilleres

Yoselin Márquez Gutiérrez

Yoselin Márquez Gutiérrez es licenciada en Ciencias de la Educación por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tiene la especialidad en Política y Gestión educativa por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) con sede en México. Estudió la maestría en Ciencias con especialidad en Investigaciones educativas en el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Actualmente, se desempeña como directora de Lineamientos, criterios y sugerencias para la educación media superior en Mejoredu.

Yoselin Márquez Gutiérrez

El titular de la institución manifestó su compromiso por la búsqueda de recursos e instrumentos que apoyen la formación de los jóvenes, ya que “la actual generación de docentes se encuentra en el centro de la transición hacia una nueva era digital”.

La encargada de abrir el ciclo de ponencias el 19 de octubre fue la maestra Yoselín Márquez Gutiérrez, de la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu), con su ponencia “Sugerencias para el regreso a las actividades escolares en educación media superior”

La maestra Yoselín Márquez ofreció elementos de apoyo en aspectos socioemocionales, pedagógicos y de educación a distancia implicados en el regreso a las actividades académicas. Sugirió impulsar campañas de información y sensibilización, enfatizando la importancia de retomar la vida académica habitual. Entre las recomendaciones están las siguientes: desarrollar acciones comunicativas, invitar a los alumnos para que funjan como promotores del regreso a clases entre sus compañeros, localizar a los estudiantes que no han regresado a clases, compartir vivencias y generar empatía, así como realizar un diagnóstico colaborativo de aspectos socioemocionales y académicos de los estudiantes.

Innovar en la mejora continua con nuevas estrategias y lograr aprendizajes significativos

Para reestablecer los vínculos pedagógicos, Márquez Gutiérrez aconsejó seleccionar contenidos fundamentales usando materiales y recursos didácticos que se emplean en los cursos intersemestrales o de recuperación, pues ya cuentan con una selección de esos contenidos.

También sugirió conciliar el estudio de los contenidos curriculares con la disponibilidad y necesidades de los jóvenes para decidir qué se enseñará; hacer uso de espacios de diálogo, como orientaciones educativas y tutorías, para apoyar a los adolescentes en su desarrollo académico, social y personal; implementar acciones de acuerdo a situaciones particulares de alumnos, es decir, si son regulares, si toman alguna acción remedial o si cursan los últimos semestres.

Asimismo, hizo un llamado a los participantes a favorecer la autoevaluación, la coevaluación y la argumentación por parte de los jóvenes; convertir la evaluación en herramienta que permita identificar necesidades e incorporar las tecnologías de la información y comunicación. Aseguro que se requieren acciones para mejorar la experiencia educativa, como favorecer la reflexión sobre la práctica docente entre pares, impulsar proyectos investigación y utilizar los espacios de intercambio de experiencias entre docentes, entre muchas otras cosas.

Para el ponente Alejandro González Barrios, de la Escuela Normal de Naucalpan, esta pandemia abre la oportunidad de “establecer una educación transformacional donde los contenidos tengan relevancia a través de contextos reales”, por ello recomendó cambiar el punto de vista para innovar con nuevas estrategias de enseñanza y lograr un aprendizaje significativo, y es justo en esta coyuntura donde los retos en el uso de las tecnologías ante la nueva normalidad tienen un impacto social, principalmente en el ámbito educativo.

En su conferencia “El impacto del uso de los recursos tecnológicos en el proceso educativo a partir de la pandemia”, presentada el 20 de octubre, González Barrios hizo mención del modelo TPACK —acrónimo en inglés que significa Conocimiento Técnico Pedagógico del Contenido— en el que intervienen tres formas de conocimiento que se entrelazan: el contenido, la pedagogía y la tecnología, donde se considera contar con conocimientos tecnológicos básicos, además de hacer un análisis FODA para tener el contexto de los estudiantes y generar estrategias de enseñanza. Asimismo, subrayó la importancia de que la educación se vea desde el enfoque de gestión, por lo que recomendó emplear el Ciclo de Deming, que se utiliza para implantar un sistema de mejora continua, cuyo objetivo principal es la autoevaluación, donde destaquen los puntos fuertes y las áreas de mejora.

González Barrios reconoció otros impactos en el ámbito educativo, por ejemplo, afirmó que no todos tiene la posibilidad de usar un teléfono inteligente y en hogares de bajos recursos no todos pueden adquirir una computadora, “es aquí donde se hace mayormente notoria la brecha digital de aquellos que tienen la posibilidad de llevar un trayecto formativo con el uso de tecnologías e internet”.

Transitando hacia una escuela digital

“Mucho antes de la pandemia, hace unos veinte años, la Sociedad Internacional de Tecnología en Educación (ISTE, por sus siglas en inglés) se preocupó porque docentes y alumnos se dirigieran hacia una educación digital como apoyo pedagógico en las materias, pero la emergencia sanitaria ha provocado que no se vea como un apoyo, sino como la base para que la educación continúe y progrese”, con esta consideración la doctora Josefina Bárcenas López, del Instituto de Ciencias Aplicadas y Tecnología de la UNAM, comenzó su conferencia virtual el 21 de octubre.

Josefina Bárcenas López

Josefina Bárcenas López es egresada de la Facultad de Ingeniería de la UNAM con especialidad en Sistemas Digitales, maestra en Comunicación y Tecnología Educativa por el Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE), doctora en Pedagogía por la UNAM y obtuvo el reconocimiento Sor Juana Inés de la Cruz.

Durante su presentación “Transitando hacia una escuela digital: competencias y herramientas”, la doctora afirmó que una de las propuestas que ha fomentado es el modelo didáctico o conceptual para la docencia digital, el cual se basa en el trabajo que se realizó con docentes y jóvenes del nivel medio superior y superior, cuyas habilidades antes sólo se utilizaban como recurso parcial en actividades básicas pero que ahora es necesario desarrollar a profundidad, y no sólo habilidades digitales, sino también competencias de comunicación educativa medidas por la tecnología de la información.

“El docente debe hablar el lenguaje de los jóvenes desde un punto de vista tecnológico y tomar en cuenta que estas herramientas deben gestionar el conocimiento que adquieren los alumnos, para que evaluar no sea sólo de forma aditiva, sino también formativa, es decir, que sepamos qué y cómo están aprendiendo”. La doctora aseguró que transitar hacia una escuela digital implica utilizar las herramientas que la tecnología ofrece y darles un giro hacia una mejor pedagogía educativa, y para ello, afirmó, hay un sinfín de programas, aplicaciones y herramientas en internet. Además de recursos, comentó que es importante enfocarse también en las metodologías didácticas basadas en las tecnologías de información y comunicación, en las cuales no sólo hagan proyectos con problemas ficticios, sino que den soluciones reales, como el WebQuest, en el cual el alumno hace una investigación hasta llegar a una solución posible.


La pandemia, una oportunidad para reinventarse y lograr aprendizajes significativos

“Seguramente, muchos profesores se preguntaron ‘¿qué vamos hacer con las clases ante el confinamiento? La respuesta fue crear una comunidad de aprendizaje a través de la planeación y el diseño de clases, además de acondicionar un entorno y materiales para actividades que hagan sentir cómodos y seguros a los Bachilleres”, con esta disertación arrancó la conferencia del doctor Felipe Alcántara Sánchez, profesor del Plantel 20 Del Valle. Su ponencia titulada “Cambios en los modelos de enseñanza a partir de la pandemia” se presentó el 22 de octubre.

Felipe Alcántara comentó que existen alrededor de 50 herramientas gratuitas y de paga que apoyan la cátedra de los docentes, como RubiStar que ayuda a crear rúbricas de calidad; Prezi, para hacer presentaciones con Zoom, y Mindomo, para realizar mapas mentales. “La plataforma ideal es la que al docente lo haga sentir más seguro”. Asimismo, precisó que los profesores deben adecuar estos instrumentos para facilitar la enseñanza e involucrar a los Bachilleres en esta época donde el estrés puede restar a su capacidad de aprendizaje.

Felipe Alcántara Sánchez

Felipe Alcántara Sánchez es biólogo por la UNAM y es maestro en Ciencias con especialidad en Biotecnología e Ingeniería Genética de Plantas por el Centro de Investigación y Estudios Avanzados del IPN de Irapuato.

Las diapositivas son importantes, por ello, el ponente sugirió utilizar un mínimo para evitar que pierdan interés en el tema; también sugirió utilizar una escala de colores para tener un resultado positivo en la apropiación de los aprendizajes. Alcántara refirió que todos aprendemos de distintas formas, por ello es conveniente que el docente busque ideas innovadoras para impartir su clase.

Si el mundo cambió, nosotros debemos hacerlo también

“El papel del docente en tiempos de pandemia no se limita solamente a impartir conocimientos, sino reforzar una serie de hábitos y valores que, si bien ya se trabajan en el aula, ahora es indispensable dirigirlos hacia un ambiente pedagógico, en el cual los alumnos aprendan a ser colaborativos, autocríticos y reflexivos, además de manejar formas tecnológicas”, así lo afirmó la maestra Nohemí Claudia Saavedra Rojas durante su conferencia virtual el 23 de octubre.

En su ponencia titulada “La importancia del trabajo colectivo en la enseñanza a distancia y en momentos de emergencia sanitaria”, la también docente del Plantel 20 Del Valle explicó que a raíz de la emergencia sanitaria debemos saber utilizar la tecnología con un enfoque educativo más concreto, por ello, recomendó dejar atrás la escuela tradicional en la cual el profesor era el centro del saber, porque ahora el alumno tiene un facilitador, guía y colega que fomenta interacciones, análisis y toma de decisiones, esta vez a distancia.

Nohemí Claudia Saavedra Rojas

Nohemí Claudia Saavedra Rojas estudió Biología y es maestra por la Facultad de Ciencias de la UNAM, tiene la especialidad en Competencias Docentes por la Universidad Pedagógica Nacional (UPN). Es profesora del Colegio de Bachilleres desde 2004, año en que participó en la elaboración el programa de Biología de esta institución.

Para la maestra Nohemí Saavedra, la enseñanza a distancia sólo podría funcionar como un trabajo colaborativo, ya que “hay dimensiones afectivas y subjetivas de interacción, interdependencia positiva y buen rendimiento académico”. Explicó que de esta forma el alumno desarrolla habilidades motivacionales, un pensamiento crítico y aprende a buscar y seleccionar información adecuada. La doctora expuso que los alumnos deben aprender a trabajar de forma colaborativa para obtener mejores resultados, esto es sin jefes ni líderes, sino esforzándose de igual manera, esto se logra con la motivación adecuada y actividades con intención de parte del profesorado. El uso del internet y el lenguaje debe ser común y los documentos compartidos, siempre como el acompañamiento del docente como guía.

Finalmente, abundó en la necesidad de enfrentar las carencias, como la falta de computadora en casa. Recordó que cuando se regrese a las aulas, se echará mano seguramente de algunos métodos que ya se utilizaban, pero los recursos tecnológicos seguirán, “porque se crearán formas nuevas con el paso del tiempo y no podemos quedarnos atrás”, sino caminar a la par con la tecnología, pero de forma colaborativa, eso debe persistir, sostuvo.

Autor
Colegio de Bachilleres
Fecha de publicación
Diciembre de 2020
Calendario escolar
2020-2021
Gaceta en línea
Número 11
Navidades para recordar
Gaceta en línea

Número 11

Diciembre 2020

Imprimir nota
Ver nota en